resonancias.org

Poesía
01 04 2019
El Desierto de los Réprobos por Francisco Guzmán Marín

«Sólo quien sabe pulsar las cuerdas más delicadas puede alcanzar también los efectos más fuertes», decía el poeta Hugo von Hofmannsthal. Nuestro poeta mexicano se muestra desgarrado, un réprobo, un marginal que se alimenta de alimañas del desierto. Pero allí no todo es muerte, hay oasis, cactus, algunos animales. Una serie de negaciones: «nada temo», «nada recelo», «nada me arredra», «nada me asusta», hace pensar que es como si el poeta se negara a vivir en una perpetua puesta en escena donde en el desierto, a las horas del mediodía, la luz es calcinante. «Es dudoso que el Universo tenga un sentido», decía Borges. Al parecer, Francisco Guzmán Marín se hace eco de ello cuando rememora la existencia a la que compara con un vasto erial sin sentido, sin significado. Se percibe «nacido desfallecido / en la absurda soledad ausente de sentido / de los réprobos del desierto». Así lo atestigua en su hondo poetizar el desaliento pesimista, la irrefragable pasión,  los abisales desgarrones, los jirones de tormenta, la expiación divina de la culpa.
Tiene tanto para decir que por momentos se torna aparatoso, confuso, denso, incalculable, dadivoso. En su estéril desierto la soledad es una de sus constantes preocupaciones. Rubén López Rodrigué (Colombia).

 

 

Copyright: Francisco Guzmán Marín

ACERCA DEL AUTOR
Francisco Guzmán Marín

Francisco Guzmán Marín, escritor y profesor-investigador mexicano, se desempeña en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) desde 1991. Reside actualmente en la ciudad de Morelia, Michoacán, México. Ha publicado libros académicos, ensayo, narrativa y poesía. Entre los ensayo publicados se encuentra: “La Trágica Experiencia de la Alteridad” (2000), premio de Ensayo “Alfonso Reyes” de 1998; entre los libros académicos se encuentra: “Los Mundanos Dados de la Contingencia” (2008); y entre los libros de poesía se halla: “Sibílina Embriaguez” (2014).

 

 

 

 

indice
11 06 2019